Gran simposio sobre el futuro de la educación

OIDEL estrenó el mes de junio retomando sus actividades presenciales en Ginebra. En colaboración con la UNESCO, organizamos un relevante simposio titulado “Reimagining our Futures Together: Educational Pluralism and the Social Contract” que contó con la asistencia de representantes de la sociedad civil, delegados de las misiones permanentes y académicos de la Universidad de Ginebra. El objetivo del evento era reflexionar sobre el papel del pluralismo en el contexto de esta nueva invitación de la UNESCO en su documento sobre los futuros de la educación.

Sobhi Tawil, director de “Future of Learning and Innovation” (UNESCO) abría el simposio lanzando estas pertinentes preguntas. Nos presentó las lecciones aprendidas del pasado y los retos del futuro; ambos constituyen la base de la nueva publicación de la UNESCO «Reimaginar juntos nuestro futuro: un nuevo contrato social para la educación».

A continuación, la Dra. Ashely Berner, profesora asociada y directora (Institute for Education Policy, Johns Hopkins University), justificó filosóficamente el pluralismo educativo. El pluralismo educativo (1) reconoce que la educación nunca es neutral en cuanto a la transmisión de valores, (2) asume que la educación es un bien común y (3) tiene en cuen El objetivo del evento era reflexionar sobre el papel del pluralismo en el contexto de esta nueva invitación de la UNESCO en el marco del documento de la UNESCO «Reimaginar juntos nuestros futuros».ta a todos los actores de la educación. Mostró cómo las políticas de pluralismo educativo conducirán al florecimiento humano que necesitamos y que por otra parte requiere la citada publicación «Reimaginar juntos nuestro futuro».

Tras la intervención del Dr. Berner, Ignasi Grau, Director (OIDEL) conectó todo el discurso con los fundamentos de los Derechos Humanos. El objetivo principal de la educación, tal como se describe en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es «el pleno desarrollo de la personalidad humana». Sobre esta base, el Sr. Grau se explayó sobre la dimensión cultural, la dimensión social y la identidad de la persona, que han de tenerse en cuenta a la hora de repensar el futuro de la educación.

Las presentaciones suscitaron un animado diálogo entre ponentes y participantes.