Situación tensa en el sistema educativo portugués (ES)

El debate educativo portugués se respira muy tenso. Padres y profesores de escuelas no gubernamentales se han manifestado en las calles varias veces contra el ministro de educación Tiago Brandão. El futuro de muchas escuelas no gubernamentales está en el aire. Observemos brevemente la cronología de eventos para entender como Portugal ha llegado a esta situación de tensión e incertidumbre.

En 1980 con el objetivo de garantizar el acceso a la educación el gobierno portugués decidió establecer los contratos de asociación. El objetivo original de estos contratos era financiar simplemente las escuelas no-gubernamentales que suplían las carencias del sector público. En 2013 una nueva Ley – Estatuto do Ensino Particular e Cooperativo – estableció que estos contratos de asociación podrían realizarse también en áreas donde hubiera suficiente oferta pública. En estos momentos 45000 estudiantes en 78 escuelas privadas se están beneficiando de estos contratos.

En 2015, hubo un cambio de gobierno, pasando de un gobierno conservador a un gobierno formado por una coalición de izquierdas. En abril de este año el nuevo gobierno promulgó una norma administrativa 1H/2016 que establecía que las escuelas no-gubernamentales que se beneficiaban de los contratos de asociación solo podrían recibir alumnos que residieran en el área geografía de la implementación de la oferta establecida por el contrato. Además, la Secretaria de Estado de educación, Alexandra Leitão señaló que el gobierno no va a abrir escuelas con contratos de asociación.

Uno de los argumentos del Ministro de Educación durante el debate parlamentario para defender la limitación de los contratos de asociación era la falta de recursos públicos. Según una investigación financiada por el gobierno portugués en 2012 cada clase en la escuela pública cuesta 86000€. Según el Instituto de Gestión de las finanzas en la Educación el estado paga 80500€ por clase a las escuelas que tienen contrato de asociación

Las organizaciones de escuelas no gubernamentales como la AEEP (Asociación Portuguesa de Escuelas Privada) señalan que la ley de 1980 ya obligaba a financiar la elección de los padres que quieran llevar a sus hijos a escuelas no-gubernamentales. No obstante, debido a la situación de las finanzas públicas esta obligación se fue posponiendo. Más aún, desde 2013 la ya mencionada ley Estatuto do Ensino Particular e Cooperativo (Decreto-ley n°152/2013) especificó que los contratos de asociación no estaban limitados a las escuelas que suplen las carencias público, sino como una forma de ampliar la elección de los padres. Este decreto ley permite el establecimiento con contratos de asociación vinculantes con el estado de aceptar alumnos durante 3 años. Este setiembre, el nuevo gobierno ha impugnado estos contratos plurianuales, dificultando enormemente la entrada de nuevos alumnos en las escuelas privadas con contrato.

Debido a estas medidas, las escuelas no gubernamentales han iniciado un proceso ante los tribunales exigiendo el cumplimiento de estos contratos por parte del gobierno. Algunas decisiones preliminares han sido dictadas, pero las sentencias aún no han sido dictadas a día de hoy. Relativo a estas decisiones preliminares los jueces se han pronunciado tanto a favor como en contra de las Escuelas no gubernamentales dependiendo de los casos. No obstante, los tribunales han congelado los efectos de la norma administrativa 1H/2016 mientras no haya sentencia firme. Hasta el momento las decisiones del Ministerio de Educación han causado ya el cierre de tres escuelas y la pérdida de trabajo de cientos de profesores y personal administrativo.

En medio de este debate la prensa ha hecho referencia al Índice de Libertad de Enseñanza 2016 (FEI) realizado por OIDEL con el fin de dar un enfoque internacional a esta problemática. La prensa ha subrayado que Portugal está por debajo de la media de la Unión Europea en cuanto a la libertad de enseñanza se refiere. La prensa portuguesa ha señalado que el debate relativo a la financiación de las escuelas no-gubernamentales se debe en parte a una la confusión entre escuelas no-gubernamentales y escuelas católicas. En el Índice de Libertad de Enseñanza 2016 OIDEL señala que la ley Estatuto do Ensino Particular e Cooperativo hecha por el anterior gobierno era una buena práctica que permite una mayor participación de la sociedad civil y un fortalecimiento de los derechos de los padres. OIDEL ve con preocupación las medidas que el nuevo gobierno está tomando por el impacto negativo que tendrá en los derechos de los padres y de la sociedad civil.

Entre los artículos que han aparecido en la prensa portuguesa podemos destacar los siguientes:

 

  • Público (Versió digital, y Miércoles, Febrero 3, version escrita , 03/02/2016):

Portugal em 45.o lugar na liberdade para escolher escola dos filhos

Portugal em 45.º lugar na liberdade para escolher escola dos filos

  • Noticias ao Minuto, 09/11/2016

Portugal na 45.ª posição em relatório mundial sobre liberdade de ensino

  • Rádio Renascença website (Radio de la Conferencia Episcopal Portuguesa), 09/11/2016

“Ranking” sobre sobre liberdade de ensino coloca Portugal na posição 45

  • pt (portal internet), 09/11/2016

Portugal na primeira metade da tabela de relatório mundial sobre ensino